Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Tishrei: el mes de las festividades judías

El mes judío de Tishrei (que coincide con septiembre u octubre) está cargado de significación religiosa, repleto de festividades importantes. El mes comienza en Rosh Hashaná, el nuevo año judío, que se celebra durante dos días. Algunas de las costumbres más conocidas de Rosh Hashaná incluyen el toque del shofar (un cuerno de carnero) y el consumo de alimentos simbólicos, como por ejemplo, manzanas mojadas en miel, que expresan el deseo de un nuevo año dulce. También se comen granadas, una de las siete especies identificadas desde los tiempos bíblicos con la Tierra de Israel y que salen al mercado alrededor de Rosh Hashaná. Los judíos en todo el mundo desean que sus buenas acciones en el nuevo año sean tan abundantes como las semillas de la granada. Durante la festividad misma, los judíos en todo el mundo se desean mutuamente shaná tová umetuká, un año bueno y dulce.

Diez días después de Rosh Hashaná se celebra Iom Kipur, conocido como el Día del Perdón o de la Expiación. Esos diez días son un periodo de introspección y reflexión, conocido como Aséret Ieméi Teshuvá (Diez días de arrepentimiento). Durante ese periodo, la gente pide perdón de toda persona a la que pueda haber ofendido. El Iom Kipur mismo es el día más sagrado del calendario judío y según la creencia, es el día en el que Dios decide el destino de cada ser humano en el próximo año. Muchos pasan el día en la sinagoga, inmersos en la oración. La ley religiosa dicta que los judíos deben afligir sus almas y que durante 26 horas no pueden consumir alimentos ni líquidos (Levítico 23:27). Como dice la Biblia, «Porque en este día se hará expiación por vosotros para que seáis limpios; seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Dios» (Levítico 16:30). El saludo tradicional durante los Diez días de arrepentimiento y en Iom Kipur es Gmar Jatimá Tová, «que seas inscripto y sellado para un buen año» (en el Libro de la vida).

Poco después de Iom Kipur se celebra Sucot, conocida en español como Fiesta de las Cabañas o de los Tabernáculos. Se celebra el 15 de Tishrei y es una de las tres fiestas de peregrinación judías, cuando tal como lo ordena la Torá, los judíos deben realizar una peregrinación a Jerusalén. Sucot dura siete días (ocho en la Diáspora). Las familias construyen sucot (cabañas cubiertas con hojas de palma), cuya finalidad es recordar las moradas de los israelitas durante sus 40 años en el desierto tras el Éxodo de Egipto. Durante todo Sucot, se come en la sucá y hay quienes incluso duermen en ella. Durante la fiesta se pronuncian bendiciones especiales sobre las Cuatro especies, la cidra, la rama de palma, ramas de sauce y ramas de mirto. Como se dice en la Biblia, «Y el primer día tomaréis para vosotros frutos de árboles hermosos, hojas de palmera y ramas de árboles frondosos, y sauces de río; y os alegraréis delante del SEÑOR vuestro Dios por siete días» (Levítico 23:40).

Sin duda alguna, el mes de Tishrei es la temporada festiva judía y al realizar una peregrinación a Tierra Santa, no hay mejor época en el año para conocer mejor muchas tradiciones antiguas.