Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Parque Nacional de Qumrán

El sitio Qumrán fue descubierto en 1946 por un niño beduino, quien salió a buscar su cabra perdida, pero a cambio encontró una cueva en la cual estaban ocultas vasijas de barro. En esas vasijas, se descubrió un tesoro de manuscritos. Este descubrimiento condujo al descubrimiento de más de 700 otros manuscritos en esta área.

La primera persona en darse cuenta de la importancia de estos pergaminos por el profesor Eleazar Liffa Sukenik de la Universidad Hebrea de Jerusalén, quien trajo tres de los siete pergaminos originales. El resto de los pergaminos fueron contrabandeados a los Estados Unidos por un sacerdote cristiano, y luego fueron traídos en 1954 por el hijo de Sukenik, Yigal Yadin, y regresados a Israel.

El sitio cercano a la "Cueva de los Manuscritos del Mar Muerto", llamada "Hirbat Qumran", fue excavada durante los años 1952-1956. En esas excavaciones, se encontraron los restos de un asentamiento antiguo, donde vivía una secta misteriosa, desde el siglo II a. C. hasta el año 68 d. C., cuando el lugar fue conquistado por los romanos y destruido. La secta era una facción extrema de la secta Isiim. Los líderes de este asentamiento eran sacerdotes de la familia de los sadoquitas, descendientes del alto sacerdote Sadoc, quien sirvió durante los años del Rey David y el Rey Salomón. Incluso algunos creen que San Juan Bautista pudo haber vivido ahí durante un corto periodo de tiempo de su ministerio, ¡predicando y bautizando!

Venga y visite este lugar especial, cercano al punto más bajo de la tierra, y dé un vistazo a la forma como vivían estas personas. El mejor momento para ir de visita es en primavera o en otoño.